fbpx

4 Vallées Freeride

Publicado el por

Seis días de freeride primaveral desde Nendaz

Los 4 valles son un dominio suizo instalado en el cantón de Valais, cercano a la ciudad de Sion y que reúne las pistas de Verbier, Bruson-Le Châble, La Tzoumaz, Nendaz, Veysonnaz y Thyon. Por su dimensión es una de las mayores estaciones Suizas, y por su altura, orientación y perfil de los valles puede que sea la mejor de las estaciones suizas para la práctica del Freeride. En el 2017 tuve la suerte de conocer el dominio de los 4 valles suizos. Pero la ausencia de una nevada significativa los días anteriores junto con el perfil del grupo, mayoritariamente poco freerider, hizo que nos quedaran pendientes algunas de las posibilidades de fuera pistas que ofrece este gran dominio. Particularmente dejamos para otra vez las variantes del Mont-Gelé y sobre todo el Backside (la puerta de atrás) del Mont-Fort, la montaña más alta de Verbier y del dominio, acceso con remontes mecánicos y uno de los retos que se encuentran en la “lista de importantes”, para todo aquel que se reconoce como un freerider con un conocimiento “internacional”.

Bien, pues el caso es que las semanas anteriores a Semana Santa, por el Pirineo había poca nieve, un gran anticiclón en las Azores  nos enviaba unos vientos secos, predominantemente sur/oeste, por lo que las perturbaciones pasaban ligeramente por encima de la península, pero, sin ser un crack de la meteorología, se entendía como aunque la península ibérica se encontrara dentro del anticiclón, la parte más norte de los Alpes si recibiría nevadas de Oeste, seguramente con una cota inicial más alta de lo idónea, pero claramente con nieve por encima de los 1.500 m.

Esquiar en Verbier

Cualquiera que haya conocido los 4 valles suizos, sabe que Nendaz tiene una posición céntrica y cómoda y que el enlace entre Nendaz y Veysonnaz y entre  Nendaz y Verbier se realiza por Siviez (a 1.730 m de altura). A su vez, Siviez es el punto de destino del Backside del Mont-Fort, por lo tanto, en principio, alojándonos en Nendaz en Haut, una ubicación con todos los servicios, no debíamos tener problema en poder esquiar por la mayor parte del dominio, descartando sólo las zonas de cotas más bajas e incluso nos podíamos plantear el hacer el reto del Backside. Os adjunto un video de estos días, para que veáis que la cosa fue bien:

Ya hice un report de los 4 valles hace unos años 8 días por los Alpes suizos (4 Vallées, Nendaz-Verbier) con un contenido más de exposición del viaje. En este report trataré de darle otro sentido, explicaros las cinco mayores zonas de freeride de las que pudimos disfrutar, tratando de que entendáis la dificultad y acceso de cada una de ellas.

En síntesis, las cinco zonas de freeride que hicimos fueron: la variantes del Mont-Gelé, el Mont-Fort cara norte la visible desde la estación, el Backside del Mont-Fort, el Chassoure, todos ellos en Verbier y la zona del Greppon que se encuentra en Veysonnaz. Al decir esto, soy consciente de que algún  conocedor de la estación o de la zona  me puede decir que he excluido dos zonas significativas:

  • El Bec des Rosses, punto habitual de salida de la prueba del Mundial de Freeride, pero os recuerdo que no tiene acceso con ningún remonte y en principio está fuera de la zona esquiable.

  • El Col de Mines y la zona del Vallon d’Arbi, unas zonas con grandes posibilidades en otra época del año, y que coinciden con las zonas de FreeTracs 4 y 5 del dominio, pero que discurren mayoritariamente por debajo de los 2.000 m, por lo que las nieves primaverales de semana santa no son la época idónea para conocerlas.

El Mont-Gelé

Frontal del Mont-Gelé
Frontal del Mont-Gelé, con 2 de sus tres couloirs frontales, desde el telecabina

El acceso al Mont-Gelé es un experimento curioso. Un teleférico mono-cabina, que lleva a la cima de esta montaña desde la que no baja ninguna pista. Un teleférico inaugurado por estrellas del freeride para dejar claro el “estilo de la estación”, tecnológicamente diferente, con una sola cabina, no se cruza con nada y  vuela de montaña a montaña desde el Attelas (montaña de  2.727 m.) al Mont-Gelé (3.023 m). Para acceder a él, has de subir primero al Attelas, lo que se puede hacer, por tres remontes entre ellos el moderno telecabina Funiespace. Desde lo alto de esta montaña, accedes a la entrada al teleférico de la cima del Mont-Gelé, donde te encuentras el letrero que indica “For experts skiers only”. Para que entendáis la situación, desde arriba no baja ninguna pista, en el mapa de la estación se dibujan dos itinerarios posibles, hacia la Chaux (parte alta de Verbier) o hacia Siviez por Tortin, pero ahora que he estado días visitándolo, diría que en la práctica se observan itinerarios que se podrían agrupar en tres 3 vías diferentes:

  • Itinerario de La Chaux. – El más visible y perfectamente marcado, es saliendo del teleférico en dirección sur, el acceso más evidente es volver, esquiando al sur/oeste, oeste, hacia la Chaux y les Ruinettes, las zonas centrales de Verbier. Es la vertiente más obvia y la que ofrece unas bajadas más largas, al empalmar con las pistas de Verbier, desde donde si queréis, podéis bajar hasta Medran, la base de la estación de Verbier.
  • Itinerario Mont-Gelé-Tortin. – Itinerario también marcado, pero más de montaña y que se identifica como el FreeTrac3 de los mapas de la estación. También saliendo en dirección sur pero careneando la cumbre del Mont-Gelé hacia el Este, hay un gran valle, indicado, que nos lleva a la zona de Siviez pasando por Tortin, 1.000 m. de desnivel, totalmente off piste, si lo encuentras sin pisar!!. Una gran bajada, pero con una parte de la bajada en vertiente sureste bastante soleada, por lo que la nieve transforma antes que en otras zonas de la estación.
  • Mont Gelé-Lac de Vaux. Realizando una circunferencia por debajo de la cima del Mont-Gelé, de sur a norte, hacia el lado oeste, bajas en su vertiente norte por alguno de los tres couloirs visibles desde la subida. Sin duda son la parte más impresionante de los itinerarios de esta montaña, pero no se encuentran marcados  por la estación, seguramente por su riesgo y además son de los que mayor desgaste sufren por el paso de otros esquiadores, al ser los itinerarios de bajada visibles desde el teleférico, con lo que te pasas la subida pensando y trazando el camino por el que después puedes bajar y mirando por donde queda una línea nueva por abrir. He de reconocer que en este itinerario encontramos bajadas con una pendiente significativa y simultáneamente una buena conservación de la nieve, al ser la orientación mayoritaria a norte y estar la nieve en muchas zonas protegida del viento y del sol por las piedras que dibujan los couloirs.
Esquiar en Verbier
Los dos protagonistas de este report, con el mapa de la estación

El Mont-Fort, por la cara de la estación

Esquiar en Verbier
Teleférico del Mont-Fort, debajo su glaciar

Hablar del Mont-Fort es hablar de la montaña y de la bajada más emblemática de Verbier. El conocido como itinerario de Tortin por el Col de Gentianes es el FreeTrac número 1 en los mapas de la estación y el más conocido de los itinerarios marcados de este dominio. Después de un sábado con nieve y mal tiempo, el domingo amanecía con sol y 30/40 cm de nieve nueva y la locura de aquella gente, subiendo de Verbier o desde cualquier punto del dominio para ser de los primeros en llegar al Mont-Fort era palpable. Se trataba de ser de los primeros en llegar y sobre todo, de ser  los primeros en pisar la nieve del  Mont-Fort, su glaciar del Mont-Fort y de la bajada del glaciar hasta Tortin. Tengamos en cuenta que si por arriba dejas la pista del Mont-Fort y por abajo coges alguna de las variantes de Tortin para no quedarte en el plano, fácilmente puedes hacer 1.400 m de desnivel sin pisar hasta que inevitablemente acabas en la pista azul que baja de Tortin, con la que llegarás a Siviez.

La bajada se inicia por la pista negra del Mont-Fort, pasando las conocidas bañeras del primer tramo, pero pronto ves que sus dos variantes fuera pista son yéndote a un lado o al otro de la pista negra (la única marcada), bien atravesando el cable del Mont-Fort hacia el refugio del mismo nombre, o bien yéndote hacia el Col de Gentianes por debajo de una tremenda tirolina que baja desde la cima del Mont-Fort hasta el bar del Col de Gentianes (no está mal una tirolina a 3.300 m de altura, que te lleva hasta 2.950 m., sobrevolando el Glaciar del Mont-Fort!).

La verdad es que esta bajada es muy ancha y con un sinfín de posibilidades, te la puedes hacer más o menos complicada, de hecho es tan obvia que su único problema radica en encontrar una línea que no hayan pisado todavía! 

Esquiar en Verbier
Vista desde lo alto del Mont-Fort, de su  valle posterior (sur) acceso al backside. En el horizonte se dibujan el Cervino y la Dent Blanche

El Backside del Mont-Fort

Mont-Fort
Vista trasera desde el Mont-Fort. Inicio del  Backside

Desde lo alto del Mont-Fort, al igual que el itinerario anterior, pero bajando sólo las escaleras y los 20 metros iniciales, accedes por debajo de la cuerda (que te indica que sales del dominio esquiable) a la parte de atrás del Mont-Fort. Después de un tramo corto, tienes que escoger si haces un salto o vas a buscar una pequeña hendidura como formas de acceso al valle posterior, al sur del Montfort. Confieso que era mi bajada pendiente, es un clásico y figura en el libro de los descensos míticos de Patrick Thorne como bajar el Valluga en el Alberg austriaco o bajar las variantes de la  Valle Blanche en Chamonix.

Pues el caso es que el dia anterior a nuestra bajada, ya con la intención de ir, nos encontramos un Patrol de la estación indicándonos que acababa de tener un alud en esta zona. Parece que alguien, intentando evitar el acceso por el salto o la hendidura, había intentado carenear la montaña de sur a sureste y se le había ido abajo una pared de nieve. Este dia decidimos hacer caso a los Patrols, y dejarlo para el siguiente. Estuvimos contentos de saber que no había víctimas y de que incluido, alguna persona enterrada ya había sido rescatada, todo había quedado en un buen susto…

Al dia siguiente, en el lugar, a 1ª hora perfectamente equipados como corresponde con bajadas de este tipo (mínimo arva, pala y sonda) nos metimos en el asunto. Bajamos unos metros (2 giros), pasamos por la ranura (has de remontar unos 20 metros derechos con un balcón al lado, no apto para gente con vértigo) y pudimos entrar en el valle posterior a la montaña.  Allí entendí bien lo que había pasado el dia antes, para evitar el andar o el remar después, la gente en pleno invierno bordea la cima, con lo que se reservan unos metros de bajada, pero corta la nieve de la pared, con lo que ya avanzada la temporada, con las purgas que el calor del sol produce en la nieve, esto es potencialmente peligroso. Por ello optamos por la versión conservadora, bajamos al valle esquiando, pasamos el caminito pisado y nos fuimos al lado contrario del valle, para buscar la sombra, remontando unos 200 m, pero creo que con ello ganamos en seguridad y nos aseguramos una trazada nueva en parte de la bajada.

Esta alternativa te ofrece dos buenos tramos de unos 400 m de desnivel. En uno de ellos nos encontramos un chica de Elche, que iba con una amiga suiza y con las que intercambiamos algún fruto seco y algún caramelo y con las que contrastamos el recorrido del regreso al Lac de Clauson y de allí a Siviez. Si bajas a la cara sur del valle del backside para buscar el lado de sombra, una vez has hecho estas dos bajadas, has de ir careneando el lago de Clauson, con zonas de bajada, y de subida! por lo que nuevamente hubiera sido más fácil llevar unos esquís de montaña y unas pieles.

Finalmente ya en la presa de Clauson, haces una pequeña bajadita para sortear el dique y vas a encontrar un pequeño camino de bicis por el lado contrario (el de la cara inicial del Mont-Fort), el que, después de pasar alguna zona con piedras y hielos de alguna purga nos llevó a un caminito que nos condujo a las pistas de Siviez.

Lac de Clauson
Llegando al Lac de Clauson desde el Backside, con tramos de subida incluidos

Chassoure y Tortin desde Chassoure

el itinerario de Chassoure y el Mont-Gelé
Desde esta foto se observa el itinerario de Chassoure y el Mont-Gelé

Desde lo alto del pico de Chassoure (a 2740 m)  al que accedes con el telecabina del mismo nombre o mediante el silla de Lac de Vaux 2, puedes a ir al itinerario marcado de Chassoure a Tortin, que coincide con el FreeTrack2 del mapa de la estación.  Es una bajada amplia, que según por donde la hagamos ser más de este o más de Norte. Me ha parecido el más fácil de los grandes itinerarios del dominio, hasta el punto de que nuestro amigo Sergio (Secihe en nevasport) que no es un freerider habitual, nos acompañó dos veces por él sin dificultad, por lo que diría que, quien tenga dudas de su capacidad, lo utilice como medida de mínimos para valorar si puede acceder a los otros itinerarios que comentamos.

Además, este itinerario al ser el camino más habitual de vuelta de Verbier a Tortin, queda rápidamente pisada por su parte superior más estrecha (acceso al itinerario) y le pasan la ratrack en la zona de llegada al bar y al silla de Tortin al silla de Tortin, por lo que es muy evidente el recorrido. Añadiremos que, quien no lo baja y ha de regresar a Siviez, Nendaz o Veysonnaz desde Verbier, además de hacer este itinerario o el del Mont-Fort a Tortin, también  puede volver en el telecabina del Col de Gentianes o por este mismo de Chassoure. 

La zona de Greppon-Veysonnaz y el itinerario de L’Éteygeon

Si el Montfort es la montaña de Verbier, el Greppon Blanc (2700 m) es la montaña de Veysonnaz. Su menor altura  y el que el acceso a ella se produzca mediante la combinación de dos arrastres, no nos ha de hacer despreciar esta montaña, que da mucho juego por sus dos caras.

Subiendo a la derecha del arrastre más alto hay un valle entero esquiable con orientación norte/noroeste. Hemos podido dejar trazas de 7/800 m de desnivel nuevas, no solo el primer dia, sino transcurridos 4 días de la nevada, aún encontrábamos rincones por estrenar. Seguramente porque has de acceder con el arrastre más pateo, lo que le da menor “transito” y en consecuencia, menor “desgaste de la nieve nueva” que la zona del Mont-Ford. Adicionalmente, las vistas al valle del Ródano en su inició y vistas mirando a norte de las de las estaciones de Diablerets y Crans Montana, en el lado contrario del valle, le dan una amplitud de vistas que fácilmente te pueden impresionar.

Adicionalmente, subiendo al  Greppon, unos 30 metros a pie hacia arriba, coronas la montaña y ves la bajada al lado contrario de dirección sureste (hacia Thyon Les Masses y Thyon les Collons). Es el itinerario de L’Éteygeon (identificado como número 6 en los Freetracks de la estación). De hecho, si lo bajas hasta Heremence (donde hay una parada del bus gratuito con el forfait para volver a la estación) es el mayor desnivel off piste continuo  de la estación, más de 1200 m sin cruzarte con ninguna pista. Lo que ocurre es que encontrándonos en Semana Santa (o con poca nieve en la parte baja), conviene hacerlo sólo en su parte superior por encina de las casitas y sacrificar parte inferior de la bajada pasando por debajo de un silla (telesilla del Ethérolla) y de un pequeño bosque, para encontrar el camino a Thyon y asegurarte el regreso mediante el silla de les Masses  o el silla de Trabants (desde Thyon les Collons).  

L’Éteygeon
Inició del itinerarió de de L’Éteygeon

Finalmente, para que podáis ver estos itinerarios sobre el mapa, los he pintado en amarillo sobre el mapa digital. Veréis como alguno de estos itinerarios esta marcados en el mapa como Itinerarios Skiroute (FreTracks) y otros, probablemente con mayores riesgos, no figuran indicados. Podéis escribirme si tenéis alguna duda.

Esquiar en Verbier
Mapa de estas zonas de freeride. Veréis que algunos de estos itinerarios, están marcados en el mapa de la estación y otros no

No quería terminar sin hacer tres apuntes:

MEJORAS VISIBLES EN EL DOMINIO

Desde la anterior vez que estuve en los 4 valles. Antes os he comentado que ya había estado en esta estación y he adjuntado el report anterior. Desde entonces se visualizan mejoras:

En Nendaz. –  La más significativa es el telecabina de dos tramos entre Prarion, viniendo de Nendaz, hacia Siviez, han sustituido un arrastre más cabina por un mismo telecabina que ahora tiene dos tramos, lo que permite hacer la subida y bajada del Plan du Fou (2430 m) a Siviez (1730 m) o a Prarion (1840 m) sin descender, lo que hace la zona mucho más cómodo para los que no son grandes esquiadores, vas de regreso ya cansado o si coges un día con poca visibilidad.

También la pista negra que baja de Plan de Four a Prarion ha cambiado (antes era un itinerario) y además la han dotado con mayor innovación con más cañones, aunque puedes seguir bajando por debajo del teleférico, fuera pista, como lo hacíamos hace unos años.

En Verbier. La instalación del  moderno teleférico 104 Funiespace, que funciona de forma casi paralela al silla de Attelas, da mucha mayor circulación y facilita el acceso al Mont-Gelé desde la zona de Ruinettes, aunque inevitablemente ahora encuentras mayor tránsito de esquiadores por la zona y puede que más colas para subir al Mont Gelé.

NENDAZ- THYON- VEYSONNAZ y el Forfait de Printse

Seguramente la implementación del forfait de Printse puede ser una mejora significativa para el bolsillo de muchos usuarios. Suiza no es un país económico, Verbier es una estación cara y el forfait Printse convierte buena parte de los 4 valles por precio de alojamiento y de forfait en una estación económica.

Por una parte, los cuatro valles dan más de 400 Km de pistas más itinerarios marcados. En el mapa es visible la zona denominada de PRINTSE (en fondo azul), a la que corresponden unos 220 km de pistas y en la que coincide un forfait de menor precio y unas zonas con alojamientos en general más económicos que los de Verbier.

Por la otra, esta zona del Printse, se corresponde con la zona con menor densidad de esquiadores (en general, en 4 valles, sólo se hacen colas para los teleféricos que dan acceso al Mont-Fort) y este forfait si incluye los pueblos de Veysonnaz y Nendaz que son la parte central de la estación y de lo más recomendable con todos los servicios propios de un pueblo, como el apartamento en Nendaz recomendado por Nacho Campos (Alpeski) , muy correcto y repito, es una zona céntrica del dominio y a menos de 50 m del telecabina de Tracouet que te sitúa de Nendaz in haut (1450 m) a 2200. directamente y con rapidez.

Tal vez, conviene evitar alojarse en los dos extremos del dominio, que serían la zona de Thyon Le Masses por el Este y Le Chable en el lado contrario, oeste, después de Verbier, al ser más difícil acceder a todas partes desde los dos extremos del dominio y regresar sin ir demasiado pendiente del reloj.

Es cierto que el forfait de Printse no incluye los accesos al Mont-Gelé y al Mont-Fort, pero es razonable instalarse en esta zona, especialmente si se lleva familia, y si queremos ir un dia al Mont-Fort, pues pagamos la extensión de 1 dia a todo el dominio. Si queremos ir a diario al Mont-Gelé o al Mont-Fort, seguramente no tiene sentido plantearnos este forfait, aunque incluso en eses caso, sigo recomendando el instalarse en Nendaz, por el menor precio y densidad de gente que en Verbier. Y recordar que la zona del Greppon Blanc, que es fácilmente accesible desde Veysonnaz y Nendaz, sí que está incluida dentro de este forfait.

Finalmente quería hacer unos agradecimientos, al compañero de aventuras y alma del video Ferran, y a los compañeros de apartamento, sin los cuales no hubiera tenido un viaje tan estupendo. Repetiremos!

del Mont-Gelé hacia Tortin
Yendo del Mont-Gelé hacia Tortin(Free Tarcks 3), al fondo podéis ver las pilonas del teleférico de Gentianes, que te lleva debajo el Mont-Fort

CONCLUSIONES

Hemos disfrutado como unos indios haciendo freeride los 6 días que hemos esquiado. En pocos sitios se dan las condiciones para que una nevada dure para seis días de freeride y aún en el sexto encuentres algún rincón nuevo para pisar.

El año pasado, sin ir más lejos,  estuve en la vecina estación de Crans Montana, quien quiera pista largas y buenas vistas, es una estación fenomenal, pero la zona no es la mejor para los que buscamos un punto de freeride en nuestras salidas.

Los 4 valles son lo contrario, pocas zonas del mundo concentran tanta montaña apta para será esquiada fuera pistas en un mismo dominio con remontes, las bajadas del Mont-Fort por Tortin, del Mont-Gelé por su “tres lados” y incluido del Greppon Blanc en sus dos vertientes, dan para satisfacer al freerider más exigente. Y el backside del Montfort ofrece alternativas para explorar si vas con equipo de montaña y estar todo el dia alejado de la estación. Estoy seguro que volveré…, y me llevaré unas pieles y unas fijaciones de montaña por si repito el Backside!

Ser felices, a mi esquiar aquí, me lo ha hecho ser!

Deja un comentario

cuatro + 13 =