fbpx

¿Últimas visitas al glaciar del Aneto?

Publicado el por

Las últimas excursiones a la cima más alta de los Pirineos han demostrado la desaparición del glaciar de forma gradual. Las opciones de encontrar nieve en la parte alta de la montaña se reducen a cada día que pasa.

Hace aproximadamente un mes realizamos una salida al Aneto, la emblemática cima más alta de los Pirineos. Con sus 3.404 metros de altitud, esta montaña nos ofrece unas bonitas vistas en 360°. Desde aquí podemos ver cimas como La Maladeta, el Pico de Vallibierna o el Pico de Mulleres. Aunque el día nos acompañó notablemente, los cambios de temperatura –y el cambio climático en general- nos demuestran que la situación es cada vez más preocupante.

El Pico Aneto (3.404m) está situado en el Parque Natural de Posets-Maladeta, en el municipio de Benasque, en la Comunidad de Aragón.

Una vez equipados con el material necesario para la ruta salimos del pueblo de Benasque, donde hemos parado a alquilar los piolets y los crampones. Tan sólo a 5 kilómetros encontramos el punto de salida de una de las rutas que suben hacia el Aneto. Este es el Plan de Senarta, una zona de camping controlada por el Ayuntamiento de Benasque. Aquí se permite dejar los coches y dormir en este espacio desde donde arrancará nuestra excursión. La ruta escogida es la que sube por Ballibierna, que nos lleva hasta el Cuello de Coronas y desde allí a la cima. El primer tramo es una pista forestal de 9km que haremos en autocar –pagando, claro- , hasta llegar a la Cabaña de Quillon, desde donde empezaremos a andar.

aneto

Una vez puestos en marcha la ruta es agradable. Se inicia por un tramo de bosque hasta que pasamos los 2000 metros, donde empiezan a aparecer los primeros lagos. Poco a poco desaparece la vegetación y deja sitio a caminos de piedra que aumentan ligeramente la dificultad de la ruta. Pasados los conocidos Ibones de Coronas –sobre los 2600m- llegamos al Cuello de Coronas (3208m), donde necesitaremos los crampones para subir el último tramo hacia la cima del Aneto. El tramo de hielo y nieve es muy corto, unos 200 metros cruzando una pendiente. Aquí es donde se unen las dos rutas habituales para hacer la cima. Excursionistas que suben desde el Refugio de la Renclusa nos dicen que han encontrado la nieve en el mismo momento que nosotros, aunque su ruta les obliga a pisarla unos metros más.

aneto

Hoy en día, en pleno verano no es obligatorio el uso de crampones y piolets para subir, aunque es muy recomendable.

Nos acercamos a la cima, y nos toca pasar por el tramo seguramente más conocido de la montaña: el paso de Mahoma. Es un pequeño tramo de unos 25 metros bastante estrecho e irregular, que nos acerca hasta la cima final. Sobre todo es impactante, ya que en ambos lados nos queda una caída peligrosa. Es habitual encontrar excursionistas ascendiendo con ayuda de cuerdas y asegurados entre ellos, aunque no es estrictamente necesario.

La bajada se hace más sencilla aún con el cansancio encima. El día y la temperatura han sido perfectos, pero esto nos demuestra aún más la problemática que sufre el glaciar. En la misma bajada paramos en el Ibón Grande para darnos un baño –imaginaros el calor que hacía- para refrescarnos y continuar el camino. Llegamos a la Cabaña de Quillon después de 8 horas de ruta (4,30h de subida y 3,30h de bajada). Probaremos de repetir antes que el glaciar desaparezca, y esperamos que el frío este invierno ayude en su supervivencia.

Deja un comentario

cinco × tres =

Documentación legal

Suscríbete a la newsletter

Autorizo a La Mountain a que utilice la información proporcionada en este formulario para mantenerme al dia de las novedades y recibir información comercial a través del correo electrónico.